domingo, 23 de octubre de 2011

Steve Jobs y los cinco dragones

Steve Jobs logró la resurrección de Apple con la ejecución de cinco dragones. Aquí está el recuento de cómo lo hizo. Este post es una traducción de un artículo publicado el 25 de enero de 2010 en el sitio TechRepublic.com, lo publiqué aquí como una forma de homenaje a la memoria de Steve Jobs. El autor original es Jason Hiner y el traductor soy yo mero.
La carrera del CEO de Apple Steve Jobs estuvo caracterizada por tanto drama, tantos triunfos y tragedias, que se ha tornado en algo cuasi-mítico. Ahora, el líder al que los fans de Apple más apegados ven como el caballero blanco del mundo de la tecnología, se ha propuesto otra búsqueda mítica para eliminar a un nuevo dragón.
Así que parece apropiado recordar la ruta -muchas veces tortuosa- que ha tomado Jobs, así como a los cuatro dragones a los que ya ha eliminado. Y, por supuesto, veremos al nuevo dragón que está cazando Jobs.

El mito de Steve


Jobs irrumpió en escena a finales de 1970s como el chico líder que se volvió evangelista de la revolución de computadoras personales. En 1984, encabezó al equipo en Apple que trajo la interfaz gráfica de usuario a las masas con la Macintosh.
Entonces, tan rápido como había surgido en el mundo de los negocios, su mundo hizo implosión. En una fallida lucha por el poder y el control en Apple, fue despedido de su propia compañía en 1985 y se fue al exilio. Era un pudo-ser-rico a los 30.
En la siguiente década, sus siguientes dos compañías — NeXT Computer (la cual fundó) y Pixar Animation (la cual compró a George Lucas) - silenciosamente hicieron avances importantes en la computación pero batallaban financieramente y empezaron a sangrar los $100 milliones de la fortuna que Jobs había hecho en Apple.
Jobs lanzó un golpe para reclamar su estatus de caballero blanco a mediados de la década de 1990s. Su primer trozo de redención llegó con Pixar en 1995 cuando Toy Story se convirtió en la película animada con los ingresos más altos en toda la historia y Pixar utilizó esa fama para lanzar un IPO sumamente exitoso, orquestrado por el propio Jobs. Una vez que se lanzó el IPO, instantáneamente convirtió a Jobs en un billonario.
Su siguiente pedazo de redención fue aun más dulce. A fines de 1996, un muy maltrecho Apple decidió comprar a NeXT para que lo ayudara a reinventarse como un innovador tecnológico. Inicialmente, Jobs se unió a Apple como consejero como parte del acuerdo con NeXT, pero rápidamente convenció a la junta directiva de Apple de deshacerse de su líder, Gil Amelio. Como resultado, a Jobs se le confió el rol de “CEO interino” y salvador de la compañía.
Lo que ocurrió después fue una serie de conquistas que exceden por mucho las expectativas de cualquiera y regresaron a Apple al papel de una superpotencia tecnológica. Estas conquistas también ungieron a Steve Jobs con la reputación de ser una mezcla entre guerrero y mago.

Dragón #1: La Macintosh

Cuando Jobs regresó, Apple estaba tan en mala condición que ni siquiera estaba seguro que fuera rescatable - y los analistas de la industria compartían su escepticismo. Las finanzas de la compañía estaban en el excusado, el mapa de ruta del producto era un desastre, y la marca Apple en sí ya había perdido el atractivo que había tenido. Se necesitaba algo dramático para salvar a Apple de ser comprado en una liquidación o simplemente de disolverse en el olvido.
Jobs lanzó una estrategia en dos partes para revigorizar a Apple. Empezó con la campaña publicitaria Piensa Diferente, que asoció la marca Apple con los revolucionarios y los pensadores creativos. Fue un éxito inmenso ganando premios, ganando interés entre los consumidores y generando toneladas de menciones y reportes en los medios. Pero, por sobre todo, puso los cimientos para el renacimiento de la Macintosh.
Mientras los anuncios de "Piensa Diferente" estaban haciendo que la gente se sintiera más en onda acerca del fabricante de las computadoras de la frutita, Jobs también estaba reenfocando a los equipos de producto y de ingeniería en el desarrollo del siguiente gran producto de Apple.
A fines de la década de 1990, la venta de computadoras estaban al alza debido a la nueva killer app: el Internet. Muchas personas estaban comprando su primera computadora tan sólo para "estar conectado.” Apple aprovechó esta tendencia con una computadora que estaba diseñada para hacer que conectarse a Internet fuera tan fácil como sacar la computadora de la caja y conectarle dos cables. Jobs y Co. incluso la nombraron por Internet - la iMac.
La iMac fue un retrodiseño basado en la Mac original en el sentido de que era un sistema integrado todo-en-uno, pero también incluía un nuevo diseño único con un armazón de plástico traslúcido azul y blanco que permitía ver la electrónica y los circuitos de dentro. En el mundo de ese tiempo de computadoras beige, la iMac estaba extremadamente estilizada. El lanzamiento de la iMac en 1998 (combinado con la similarmente-estilizada iBook y la Power Mac G4 en 1999) condujo a un enorme pico en las ventas de Mac - al punto en que la iMac llegó a ser el modelo de computadora personal más vendida en todo el mundo.
La Mac estaba de regreso.

Dragón #2: El iPod

Una de la cosas que Apple había hecho ocasionalmente para incrementar el atractivo de la plataforma Macintosh era construir sus propias aplicaciones para hacer juego con el estilo de la Mac y presumir sus capacidades. Con el resurgimiento de la Mac y el lanzamiento del nuevo sistema operativo de la Mac, OS X, en 2001, Apple revivió la estrategia de hacer algunas de sus propias aplicaciones de  software.
Una de las aplicaciones que decidió hacer fue una rockola de software de forma que los usuarios pudieran copiar CDs musicales a sus Macs y pudieran manejar toda su música de forma digital. Esto fue parte de la estrategia de Jobs para convertir a Apple en una marca del estilo de vida digital y a la Mac en un hub personal de medios.
En el proceso de hacer el software de lo que sería iTunes, el equipo de Apple también decidió hacerlo compatible con uno de los nuevos reproductores MP3 que permitían a los usuarios llevaran algunas de sus canciones en el equivalente digital al Walkman de Sony. Empero, después de examinar varios reproductores MP3, Apple decidió que todos ellos eran basura y diseñó su propio reproductor en lugar de los que ya existían. Fue entonces cuando nació el iPod.
El primer iPod fue lanzado el 23 de octubre de 2001 con 5GB de almacenamiento y la promesa de  “1,000 canciones en tu bolsillo.” Inicialmente era compatible solamente con Macs y Apple la veía como un accesorio para ayudar a incrementar el atractivo de la Mac. Pero Jobs se dio cuenta rápidamente que el iPod tenía un atractivo más amplio, y un potencial de ventas más grande.
En 2003, Apple lanzó la versión de iTunes para Windows y las ventas del iPod se dispararon. Hacia fines de 2004, Apple había vendido más de 8 millones de iPods y eran la fuerza dominante en el mercado de reproductores de música digital. A pesar de este dominio y del hecho de que Jobs había convencido a la industria musical para vender sus canciones a través de la tienda iTunes, había todavía muchas dudas acerca de si Apple continuaría dominando este mercado. Con nuevos reproductores fabricados por Sony, Rio, Creative, Dell, y (eventualmente) Microsoft, muchos analistas esperaban que Apple se diluyera como un participante del nicho, así como lo había hecho en el negocio de la computación. Nunca sucedió.

Para 2009, el iPod tenía más del 70% de participación de mercado en el negocio de reproductores digitales de música.

Dragón #3: La Apple Store

Cuando Apple lanzó el iPod en el otoño de 2001, hizo un movimiento osado y riesgoso. La compañía nunca había tenido un producto de tanto éxito fuera de su línea de computadoras, fuera de las impresoras que complementaban sus computadoras. Apple estaba invirtiendo mucho en el iPod, e inicialmente estaba contando con él para ayudarle con la conducción de muchas ventas de Mac.
Pero, aún antes de que Apple lanzara el iPod, Jobs ya había hecho un movimiento todavía más riesgoso. El 19 de mayo de 2001, Apple abrió las puertas de sus primeras dos tiendas detallistas. Ambas estaban en centros comercailes - en Glendale, California (un suburbio de Los Angeles) y Tysons Corner, Virginia (un suburbio de Washington, D.C.). Había nacido la Apple Store.
Virtualmente nadie en la prensa o en Wall Street pensaba que era buena idea. Gateway y Dell ya habían intentado poner tiendas detallistas y fracasaron estrepitosamente. Microsoft había abierto su tienda de estilo de vida digital llamada “microsoftSF” en el Metreon en San Francisco en 1999. A pesar de su ubicación privilegiada junto al Centro de Convenciones Moscone en el corazón de la comunidad tecnológica de San Francisco, también fue un fracaso.
David Goldstein, un consultor detallista que escribe para TheStreet.com, dijo: “Es tiempo de desesperación en Cupertino, California. Les doy [a Apple] dos años antes de que apaguen las luces en un error muy doloroso y costoso.”
Sin embargo, ocurrió algo muy curioso con la Apple Store: empezaron a llegar clientes. Apple diseñó las tiendas para permitir tocar y no presionar para comprar. Había mucha luz y espacio abierto y la gente podía deambular y probar los productos y accesorios de Apple, obtener ayuda con problemas con el hardware y el software de la Mac y tomar clases en cómo hacer nuevas cosas con sus Macs.
Cuando Jobs abrió la primer Apple Store en 2001, la participación de mercado de la Macintosh estaba alrededor del 2% en el mercado de las computadoras personales. Para 2010, la participación de mercado de la Mac había subido al 10% (aunque algunos servicios de seguimiento alegan que la participación de mercado de la Mac realmente es de solamente alrededor de 5%).
Más allá de la ganancia neta de participación de mercado para la Mac, las Apple Stores han sido un éxito financiero evidente. Hacia el inicio de 2010, había más de 200 Apple Stores en 10 países. En 2007, Fortune declaró a Apple el detallista más redituable en America. La Apple Store en Regent Street fue llamada la más redituable en Londres en 2009. Y, en el corazón de la capital detallista del mundo, la Apple Store de la Quinta Avenida en la Ciudad de Nueva York fue llamada por Bloomberg la detallista con las ganancias más altas en Manhattan.
La estadística más impresionante para la Apple Store podría ser la de que, en el mundo brutal de las ventas a detalle, la compañía nunca ha tenido que cerrar alguna tienda.


Dragón #4: El iPhone

Los exitosos riesgos que Apple tomó con el iPod y sus tiendas de venta al detalle envalentonó a Jobs y Co. a intentar otro salto mortal en 2007. En la Macworld Expo en enero de ese año, Steve caminó en el escenario y le dijo a la audiencia, “Hoy vamos a hacer un poco de historia juntos.”
En una carrera marcada por un mercadeo exitoso, el discurso de la Macworld 2007 fue Jobs en su momento más persuasivo. Tampoco estorbó el hecho de tener un producto innovador el cual presumir.
Treinta minutos dentro del discurso Jobs hizo una pausa momentánea y dijo: “Este es un día que he estado esperando desde hace dos años y medio. Muy escasas veces un producto revolucionario llega y lo cambia todo… [Uno] es muy afortunado si llega a trabajar con uno de ellos durante tu carrera. Apple ha sido muy afortunada. Ha tenido la oportunidad de introducir al mundo algunos de éstos. En 1984, presentamos la Macintosh. No tan sólo cambió a Apple, cambiaron totalmente la industria de la computación. En 2001, introdujimos el primer iPod, y no tan sólo cambió la manera en que todos escuchamos música, cambió la industria musical por entero.
“Bueno, hoy presentamos tres productos revolucionarios de esta clase. El primero es un iPod de pantalla amplia con controles táctiles. El segundo es un teléfono móvil revolucionario. Y el tercero es un innovador dispositivo de comunicaciones por Internet… Éstos no son tres dipositivos separados. Es un solo dispositivo, y lo llamamos ‘iPhone.’ Hoy, Apple va a reinventar el teléfono.”
En 2007, los smartphones eran principalmente herramientas de negocios implantados por los departamentos IT de diferentes corporativos. Permitían que los profesionales verificaran su email desde sus smartphones en todo momento. Muchos de estos teléfonos tenían capacidades limitadas de navegación por el Web, pero la carga de páginas era muy lenta y la lectura de Web sites en pantallas de 320×240 no era placentera.
El otro problema con los smartphones de ese tiempo es que eran difíciles de usar. El Palm Treo, la BlackBerry, y los varios aparatos Windows Mobile todos tenían una escarpada curva de aprendizaje. Para los consumidores que compraban smartphones en tiendas detallistas, había reportes de hasta un  50% en la tasa de devoluciones, simplemente porque la gente no se podía figurar cómo usarlos.
Con el iPhone, Apple quería resolver ambos problemas. Primero, quería hacer smartphones que fueran mucho más fáciles de usar, y segundo, quería hacer al smartphone un dispositivo legítimo para navegación Web. Con su interfaz basada en el tacto, el iPhone tuvo un éxito abrumador en su primer objetivo. Desde el primer día que llegó al mercado (30 de junio de 2007, en Estados Unidos), el iPhone fue el smartphone más fácil de usar. Muchos competidores lo han emulado desde entonces, pero indiscutiblemente permanece como la UI más fácil de usar, especialmente para nuevos usuarios.
En términos del objetivo de poner un navegador de Web completo en la palma de tu mano, el primer iPhone triunfó indiscutiblemente ofreciendo el primer navegador Web browser completamente funcional y legible, debido principalmente a su UI pinch-to-zoom (pellizca para ampliar). Empero, todo esto estaba obstaculizado por el hecho de que el primer iPhone no tenía conectividad 3G. Así que aún cuando el navegador funcionaba bien, la experiencia de navegación en la Web era dolorosamente lenta a menos que estuvieras en un área con Wi-Fi.
El otro problema con los iPhone de primera generación es que no eran muy útiles, especialmente para los profesionales de negocios. No tenían la funcionalidad email de las BlackBerry o del Treo, y no tenía muchas aplicaciones que aprovecharan de la sencilla nueva UI. Como resultado, muchos ejecutivos y departamentos de IT lo relegaban como un juguete - meramente un iPod elegante con un teléfono.
Apple elevó su apuesta con un iPhone de segunda generación, dándole funcionalidad 3G, soporte a Exchange ActiveSync, mejores características de seguridad para negocios y abriéndolo a aplicaciones de terceros. Entonces, la tercera generación de iPhones llegó principalmente para mejorar la potencia del dispositivo.
Hacia fines de 2009, la participación de mercado del iPhone en los E.U.A. se elevó al 30% en un mercado creciente de smartphones que está atestado con muchos participantes. Mientras tanto, la participación del mercado global del iPhone creció a 17% en 2009.


Sin embargo, la mayor victoria para el iPhone ha sido su ecosistema de aplicaciones, el cual ha atraido a la mayoría de los desarrolladores de software y a la mayoría de las instalaciones de aplicaciones. Después de abrir las puertas de su App Store en el verano de 2008, la App Store sirvió su descarga un billón nueve meses después el 23 de abril de 2009. Cinco meses después el 28 de septiembre de 2009, sirvió su decarga dos billones. Después de un poco más de tres meses, el 5 de enero de 2010, la App Store sirvió su descarga tres billones.

Dragón #5: La Tableta

Mucho antes que Apple lanzara al iPhone, ya había rumores de que la compañía estaba desarrollando un computadora tablet. Parte de esto fue debido al legado PDA con la Apple Newton y en parte fue debido a la esperada competencia a la Tablet PC de Microsoft.
Sin embargo, la Tablet de Apple nunca apareció. Parte de la tecnología que se rumoraba estaría en la tableta, tal como la UI multi-touch, eventualmente se mostraron en el iPhone. A pesar de esto, los rumores de una Tablet de Apple continuaron aun después del lanzamiento del iPhone. En el contexto del rumor de una tableta, recuerdo haber tenido una detallada conversación con Jason Snell, el editor en jefe de Macworld en el verano de 2008 acerca de lo que implicaría una Tablet de Apple y el porqué alguien querría una.
En 2009, los rumores de una inminente Tablet de Apple se empezaron a calentar. Hubo un reporte en marzo de que Apple había ordenado un montón de pantallas táctiles de 10 pulgadas. Hubo rumores en julio de que PA Semi, el cual había sido adquirido por Apple en 2008, estaba construyendo los chips para la Tablet de Apple. Entonces llegó el rumor en Agosto desde el The Wall Street Journal de que Jobs, quien recién había regresado a Apple después de un encuentro cercano con la muerte y un transplante de hígado, estaba dedicando casi todo su tiempo y energía al desarrollo de una nueva tableta con pantalla táctil. Ah, y en septiembre, Apple recontrató a uno de los desarrolladores originales del equipo Newton.
Desde que The Wall Street Journal publicó el artículo, la mayoría de los analistas, journalistas, y observadores de la industria tecnológica han asumido la llegada de una Tablet de Apple. La cuestión principal era el momento en que aparecería.
La otra gran gran cuestión se centraba alrededor de cuál sería el propósito de la tableta. ¿Sería tan sólo un iPhone o iPod Touch con pantalla grande? ¿Sería una laptop Mac con pantalla táctil y sin teclado? ¿Sería un e-reader? ¿Sería una plataforma de juegos (después de todo, los juegos son una gran parte de la App Store)?
Si se les pregunta a cinco expertos de la industria acerca de la Tablet de Apple, muy probablemente se obtengan al menos seis respuestas distintas. Aún así, el consenso general es que la Apple Tablet será un dispositivo personal de medios y su función primaria va a ser el consumo de contenido digital en varias formas - texto, audio, video, y una nueva generación de mezclas multimedia.
El aspecto más revolucionario de este dispositivo es que podría impulsar una nueva era de lectura interactiva que cambiaría a los libros, periódicos y revistas para siempre. Tal como oímos a Jobs decir en su presentación del iPhone en 2007, él ama crear productos que puedan revolucionar industrias, y grandes retos como éste son justamente los que se ajustan a su barrio.
No es un secreto que haya muchas industrias que están peleando desesperadamente para adaptar sus modelos de negocio a la era digital. Si Jobs pudiera proveerles una nueva plataforma y en el proceso llevar las masas a la experiencia de lectura del siglo 21, se situaría como la más grande conquista en la prolífica carrera de Jobs.
Existen muchos reportes de que Apple ha estado jugueteando con socios de contenido durante meses. Algunos hasta han publicado sus conceptos para un contenido basado en tabletas. Sport Illustrated ofreció un video de cómo se vería su futuro digital, y el software del Blio eReader de Ray Kurzweil proporciona un destello de cómo podría ser el futuro de los e-books interactivos.
Recientemente, Steve Jobs dijo en una entrevista, “Esto va a ser lo más importante de todo lo que he hecho.”
Viniendo de él, eso significa mucho. Por esta razón, es también algo de llamar la atención. ¿Tandrá entre manos la ejecución de otro dragón?
Postdata: El iPad vendió 15 millones de unidades en 2010, excediendo por mucho hasta los estimados más optimistas. Se espera que venda 45 millones de unidades en 2011. Ha causado que mucha gente reconsidere sus ideas de lo que quiere y necesita en un aparato de cómputo. Actualmente, no creo que haya mucha gente que pueda discutir el hecho de que Steve Jobs ejecutó este dragón..., también.


3726.43

1 comentario:

Israel Laureano Lazcano dijo...

Solamente una precision: la única Apple Store autorizada en México es la que está accesible online. Actualmente Apple mantiene como 5 o 6 acuerdos diferentes pra que haya distribuidores de venta, reparación, servicio, etc. Asi que hay muchos distribuidores autorizados por Apple; existe incluso una tienda llamada MacStore (Altavista 95 en San Ángel al Sur de la Cd. de México y Presidente Mazaryk 419 en Polanco, al noroccidente de la Cd. de México) que tiene todo el aspecto y funcionalidad de una Apple Store -no es que esté mal, tienen autorización y sus servicios son bastante recomendables.
Durante años han habido rumores de una Apple Store en la Cd. de México,sobre todo en el edificio Torre Mayor. Hace varios años se rumoraba que iba a estar en uno de los pisos del 40 al 50 de la Torre, y después se rumoró que la construcción anexa a la torre iba a ser una Apple Store. Actualmente este anexo está en construcción y no hay avisos que confirmen o nieguen el rumor.